ECMO: la terapia que simula ser un corazón o un pulmón para salvar vidas

Por Lucila Salvemini

La terapia de Oxigenación por Membrana Extracorpórea es un programa que permite salvar la vida muchos bebés con enfermedades cardiológicas, respiratorias y renales. El sistema reemplaza temporalmente la actividad cardíaca y respiratoria mientras los pulmones, el corazón o el riñón, se recuperan. 

De los casi 738 mil niños que nacen por año en nuestro país, más de 100 en condiciones de riesgo podrían encontrar en el programa de Oxigenación por Membrana Extracorpórea (ECMO, en inglés) una posibilidad para salvar sus vidas. A partir de un estudio realizado por el Hospital Garrahan, se demostró que la mayoría de los pacientes recién nacidos tratados con esta máquina por diversos problemas cardíacos o pulmonares mortales, lograban sobrevivir. Esta tecnología permite reemplazar temporalmente la función del corazón, los pulmones o el riñón, según la patología, para así permitir que los del paciente se recuperen. El Área de Terapia Intensiva Neonatal (UCIN) del hospital afirmó que 10 bebés de 17 tratados lograron sobrevivir gracias a la ECMO.

Fuente: Revista Vida- HUA Créditos: Lucila Salvemini
Fuente: Revista Vida- HUA
Créditos: Lucila Salvemini

Las terapias convencionales no siempre solucionan los fallos respiratorios o cardiovasculares que atentan contra la salud de los recién nacidos. La capacidad del ECMO de reemplazar los órganos vitales la vuelve única. Sin embargo, el especialista en pediatría, Silvio Torres, explicó que la capacidad de sobrevivir de cada bebé depende del paciente y su patología. “Hay que considerar que el ECMO no cura, sino que brinda un soporte cardiopulmonar hasta la recuperación de los pulmones y/o el corazón del paciente”, añadió el coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital Universitario Austral (HUA).

El sistema ECMO simula ser un corazón, pulmón o riñón artificial. El programa está basado en la extracción de sangre del paciente enfermo: una vez extraída, esta es oxigenada mecánicamente a través de una membrana extracorpórea y es devuelta por el mismo sistema al organismo. Los elementos clave de la máquina son una bomba que emula el funcionamiento del corazón y un oxigenador que renueva la sangre al igual que el pulmón. “Se deja que el bebé realice el 20% restante porque conviene que los órganos sigan funcionando”, aclaró el Dr. Rodolfo Keller, jefe de Neonatología en el HUA, a la revista Vida.

Fuente: Revista del Hospital Austral
(Una de las cánulas que se colocan, es una cánula venosa
que ingresa por la vena yugular interna. Fuente: Revista del Hospital Austral)

El estudio realizado hace referencia a posibles complicaciones que pueden surgir tales como hemorragias internas, trombosis y hematomas. El Dr. Keller mencionó también la posibilidad del bloqueo de una vena o arteria debido a la canulación (oclusión vascular permanente).

Al ser una terapia invasiva y costosa, el Dr. Torres explicó que solo pueden ser pacientes aquellos con insuficiencia cardíaca y pulmonar que no responden a los tratamientos convencionales como son los respiradores artificiales o los diversos medicamentos existentes. El Dr. Keller agregó que es necesario que la enfermedad sea “reversible”, es decir que no sea crónica ni terminal.

“Hasta el 96% de los recién nacidos bajo este sistema logran sobrevivir”, asegura el Dr. Keller. Esta cifra se vuelve impresionante ya que la probabilidad de mortalidad del paciente debe ser del 80%. “Entonces, si de un 20% de sobrevida se alcanza un 96%, hablamos de un tratamiento exitoso”, continúa.

Fuentes:  -Revista Vida- HUA (http://www.hospitalaustral.edu.ar/wp-content/uploads/old/revistavida/file$24.pdf) -Documento realizado por el Hospital General Universitario
Fuentes:
-Revista Vida- HUA (http://www.hospitalaustral.edu.ar/wp-content/uploads/old/revistavida/file$24.pdf)
-Documento realizado por el Hospital General Universitario “Gregorio Marañón” (http://www.se-neonatal.es/portals/0/ecmo.pdf)
Créditos: Lucila Salvemini

Si bien, como detalla el estudio del hospital, el primer caso exitoso del ECMO fue practicado en 1972 en Reino Unido en un hombre de 24 años con problemas respiratorios, esta tecnología tuvo tal repercusión en el mundo de la medicina que se esparció mundialmente. En Latinoamérica, la ECMO se puede adquirir sólo en dos países: Chile y Argentina. El primer centro médico en traerla a Argentina fue el HUA en el 2008, y poco después fue incorporado por el Hospital Garrahan, el Hospital Italiano y el Hospital Sor María Ludovica.

En Argentina, entre los casos más conocidos está el de Joel, un niño de dos años que padecía de Panarteritis Nudosa y voló desde Entre Ríos para ser tratado con ECMO en el HUA. Este hospital también trató el caso de Francisca, a quien se le detectó dentro de la panza de su madre una hernia diafragmática. Por el otro lado, un famoso caso en el que esta tecnología no pudo contra la enfermedad fue el de la hija de 6 años de Benjamín Vicuña y Carolina “Pampita” Adrohain.

 

Dirección y contacto

Anuncios

Un comentario en “ECMO: la terapia que simula ser un corazón o un pulmón para salvar vidas

  1. Bien tratado, Lucila,con gran variedad de contenidos.
    Si hacés despieces con Word, que no te queden los subrayados de ortografía.
    En los pies de imagen, habría que achicar el tamaño.
    En el impreso, te hago una devolución del texto, que te quedó un poco extenso.
    Aprobado.
    Saludos, marita

    Me gusta

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s